Pioneros en la implantación industrial de sistemas de visión artificial

ITERA tiene implementados sistemas de inteligencia artificial con redes neuronales en plantas del grupo PSA y Renault-Nissan de España y Marruecos.

El grupo de investigación CIMA de la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Vigo fue el origen de ITERA, una iniciativa empresarial de base tecnológica que está actualmente especializada en el sector de la automoción.

Nacida para ofrecer soluciones a medida a empresas del sector industrial, la compañía es una de las beneficiarias del programa de ayudas económicas del Gobierno gallego para el desarrollo de la Industria 4.0.

Tras desenvolver sistemas propios de visión artificial para la inspección de calidad en multinacionales como el Grupo PSA, ITERA ha dado un paso más en I+D creando sistemas de inteligencia artificial basados en el modelo de redes neuronales, con las cuales es posible llevar a cabo inspecciones mucho más complejas.

Las redes neuronales utilizan algoritmos que reproducen el mecanismo del cerebro a la hora de interpretar una población estadística de datos. Son, por tanto, sistemas “vivos” que aprenden de sus propios errores y que pueden entrenarse de forma indefinida.

Actualmente, ITERA tiene implementados estos sistemas únicos en el mundo en plantas del Grupo PSA y del Grupo Renault-Nissan de España y Marruecos, país donde están cerrando varios contratos de importante envergadura en los últimos meses.

“La innovación es nuestra razón de ser y aproximadamente el 80% de nuestro trabajo consiste en el desarrollo de soluciones innovadoras , adaptadas a la realidad de cada cliente”, señala Lorena Rosende, directora general de la compañía. Al dedicarse fundamente en I+D, valoran de forma importante iniciativas como la puesta en marcha por el gobierno gallego.

“Dar saltos tecnológicos requiere mucho trabajo y muchas pruebas, y mientras tanto los trabajadores tienen que seguir cobrando a final de mes. Por eso, este tipo de ayudas son muy necesarias, ya que de otra manera las empresas tendrían que dedicar la mayor parte de su actividad a cosas completamente productivas, sin tiempo para acometer proyectos más ambiciosos en el plano de la innovación”.

Además del componente económico, la directora general de ITERA destaca la colaboración del gobierno autonómico a través de organismos como el IGAPE, que facilita la llegada de las compañías gallegas a mercados internacionales.

Ver noticia en pdf.

 

0 Comments

Leave your comment